2015-09-04

Zombies a la Cacería de Brujas

+Tarot y Brujería en Línea | +Silvestre Guerrero

En Junio 2015 una joven de origen ruso avecindada en Tijuana, México, de nombre Anastasia Lechtchenko, asesinó a su madre y a su pequeña hermana autista, "porque eran brujas", para luego decapitarlas, desmembrarlas y arrancarles el corazón.

Todo lo hizo ella sola, aparentemente bajo el influjo de drogas y con instrucciones criminales presuntamente encontradas en la Internet, que formarían parte de instrucciones para juegos de video o leyendas folklóricas, pero que resultan inquietantes para la seguridad de humanos inocentes a los que se les llega a acusar sin motivo de "ser brujos".

Anastasia explicó en su declaración ante las autoridades judiciales que desmembró a sus víctimas y les sacó el corazón porque sólo así impediría que los espíritus de las supuestas brujas ya no pudieran viajar.

Peor aún, la joven mujer arrancó los ojos a su hermana de 12 años al considerar que ésta era un títere aliado de su madre. En los textos del Codex Arkanum® los "títeres" de la Brujería tienen, entre otras denominaciones, los siguientes nombres: zombies, ghouls, futis, golems... No tienen voluntad; pero actúan a las órdenes de sus amos, y entre más poderoso es el amo, el zombi o futi actúa de modo más natural, como si fuera realmente humano.

Y aunque en realidad es imposible matar a un Brujo o Bruja auténtico, debemos aceptar que se puede destruir el cuerpo físico que los Brujos ocupan para vivir en el plano terrenal, y esto pone en riesgo a humanos que muchas veces son usados en batallas ocultas, como la de la familia Lechtchenko.

Más allá de la tragedia que encierra esta historia cuyos detalles pueden conocerse en los medios mexicanos, detectives psíquicos a los que consulté ante la duda de que estemos ante un brote de cacería de brujas, consideraron que este horripilante crimen es un caso aislado, si bien tiene tintes de asesinato ritual, sin lugar a dudas ordenado por algún Brujo (o Bruja) malvado(a), que usó como su propio zombi o futi personal a Anastasia, un ser psíquicamente débil por el consumo de drogas.

Las autoridades mexicanas consignaron oficialmente que Anastasia recibió órdenes de "un hombre" inexistente en el mundo humano, quien le dio la instrucción precisa para matar y de cómo deshacerse de los cuerpos sin derramar sangre de manera escandalosa. Los peritos policiales dicen que el trabajo criminal de Anastasia fue perfecto; pero no hay evidencias de que alguien más hubiese participado en el asesinato de su familia.

Luego la joven fue diagnosticada como esquizofrénica y, obviamente, se consideró que su versión sobre la cacería de brujas que hizo para acabar con el mal del mundo era disparatada.

Las notas periodísticas consultadas narran que "un hombre" le dijo a Anastasia que acabara con su madre y su hermana, quienes -- supuestamente -- estaban haciéndole un "encanto negativo". Los síntomas que la mujer describe son, efectivamente, de alguien que está siendo trabajado con vudú. Empero, es improbable que su madre hiciera algo en contra de ella.

Se sabe, sin embargo, que meses antes de cometer su crimen, Anastasia desapareció por cerca de 30 días y su madre creyó que había sido secuestrada o asesinada. No obstante, ella reapareció feliz a cientos de kilómetros de su hogar, en otra ciudad mexicana, rodeada de "amigos" indefinidos que podrían ser zombies o cancerberos del ente maligno que le ordenó matar a su madre y a su hermana.

Los seres del mal, generalmente Brujos, vampiros o demonios menores, suelen usar a humanos psíquicamente débiles (drogadictos, codiciosos, ladrones, asesinos, etc.) para lograr sus propósitos más viles, convirtiéndolos en sus zombies. A los que son un poco más inteligentes, pero serviles y ruines, los vuelven cancerberos y su tarea es atraer a más zombies que, por cierto, son desechables, y como Anastasia, en el mejor de los casos, terminan en la cárcel.

Se prevé que la mujer de origen ruso sea sentenciada como enferma mental. Pero curiosamente, después de que Anastasia se entregó sin problema a la policía y confesó tranquilamente su crimen, recibió el apoyo de un extraño abogado de oficio o pro-bono no solicitado que le aconsejó desdecirse su delito y acusar a las autoridades de violaciones a sus derechos humanos, para que fuera liberada.

Ella volvió a la calle y estuvo vagando por algunos días. Esto refuerza la idea de los detectives psíquicos -- que sólo observan los eventos, pero no están autorizados para influir en los eventos -- que Anastasia, como muchos otros drogadictos y gente con debilidad psíquica, son utilizados por Hechiceros y vampiros, por lo general extremadamente poderosos y sin escrúpulos, para cometer delitos y todo tipo de atrocidades.

Un detalle inquietante en la historia de Anastasia es que los vecinos se mostraron preocupados por el gato de la familia que, después de los asesinatos, rondaba buscando a la pequeña hermana de Anastasia y no dejaba de llorar. ¿Acaso era el gato de la familia Lechtchenko la verdadera Bruja a la que buscaba el ente maligno que se apoderó de la voluntad de Anastasia? ¿Pudo ser que el espíritu de la hermanita de Anastasia tomase el cuerpo del gato, porque ella no era un futi, sino una Bruja sobre la que pesaba alguna maldición?

Uno de los detectives psíquicos que revisó esta historia en los medios de comunicación me dijo que quizá la pobre madre de Anastasia fue Bruja en otra vida o en otra dimensión, y uno de sus enemigos (o enemigas) la persiguió hasta la realidad terrenal donde estaba escondiéndose en el cuerpo físico masacrado.

También es posible, según el detective, que el horrible crimen haya sido ordenado por un ente maligno, probablemente un vampiro poderoso aunque inexperto, que buscaba quedarse con los espíritus de la madre y la hermana de Anastasia, si ambas eran seres inocentes.

Entre todas las hipótesis, en lo personal, a golpe de vibra visualizo que la hermanita que, según las fotos publicadas era una muñeca encantadora, era una Bruja sobre la que pesaba una maldición y en su karma arrastró a quienes en esta dimensión terrenal fueron su familia.

El hecho de que Anastasia haya arrancado los ojos a su hermanita forma parte de un ritual antiguo que pretendía quitar poder a los psíquicos, creyéndose equivocadamente que la videncia radicaba en los ojos.

Lo que no pudimos ver los detectives psíquicos ni yo, porque nos falta algo de información sobre el caso, es la motivación de tanto drama; pero siempre queda la inquietud de que haya seres perversos que usan a zombies en una cacería de brujas en la que, por lo general, las víctimas nunca son Brujas (o Brujos) auténticos.


Twitter: @tarotybrujeriaenlinea