2015-08-28

Precaución con los "Perritos Panteoneros" de Manantial Xilotepec


La frase que da título a este texto es un letrero que el Maestro Chamán Serpiente de Madera decidió poner en la carretera antes de llegar a Manantial Xilotepec, un antiguo pueblo de Xochimilco, México, que es su tierra natal.

Ahí, todos los años, al lado de la Chamana Salamandra de Obsidiana, preside una Ceremonia de la Luna Llena de la Diosa Chanticopatrona de esa región, protectora del hogar, deidad de los volcanes, dueña de los tesoros ocultos y del fuego que anima al corazón (por lo que se le asocia al planeta Venus). 

Los rituales que inician a la medianoche de ciertas fechas establecidas en ceremonias mágicas, y que acaban al amanecer, al despuntar el sol, se llevan a cabo en la cueva del lugar. 

La cueva está dentro del cementerio... ¡Bueno! Todo el pueblo está en el cementerio y la cueva siempre está cubierta por la lápida de una tumba marcada ex-profeso para que la reconozcan quienes van a participar en los rituales. 

Según el Maestro Serpiente de Madera, aunque cualquier persona puede llegar e incorporarse a los rituales, es preferible que los participantes lleguen a Manantial Xilotepec acompañados de los Chamanes, pues dentro del cementerio hay una jauría de "perritos panteoneros" que acompañan día y noche al enterrador en jefe y -- de acuerdo con lo que comenta Serpiente de Madera -- los "perritos panteoneros" son extremadamente agresivos con humanos y animales forasteros porque son naguales que no quieren que ningún mortal invada su territorio.

El Maestro Serpiente de Madera cuenta que el enterrador en jefe del cementerio está ahí desde que su tatarabuelo era un niño y probablemente trabaja ahí desde antes. Aunque es un hombre afable y a veces muy bonachón, el chamán no aconseja a los humanos socializar con él. El enterrador en jefe es el único que controla a la jauría de "perritos panteoneros", pero puede suceder que él de acuerdo con su humor, los azuce en contra de los visitantes sin invitación.

Sin embargo, Serpiente de Madera asegura que los "perritos panteoneros" lo reconocen como el dueño y señor del Manantial Mágico y lo respetan. Dice que él se ganó ese título y así nunca hay peligro en Xilotepec para quienes se presenten en el lugar acompañados del Chamán.

Por cierto, esa misteriosa ceremonia de Chantico, la diosa que preside el ciclo tolteca de 52 años no tiene una fecha definida en el calendario moderno.  Desde siempre se le dedica a Chantico el día 9 perro o chiconahui izcuintli para marcar el Tiempo de Fuego Nuevo en el Ombligo de la Luna. No obstante, los Brujos de la Toltequidad (o más propiamente Toltecayótl), saben las cuentas secretas de los días y las noches para hacer los rituales de Manantial Xilotepec de donde siempre se sale empoderado, rejuvenecido y bendecido.


2015-08-26

Humanos que Mienten a los Brujos

+Tarot y Brujería en Línea | +Anna Köndae

Los humanos son demasiado complicados y a veces, a los "Brujos" -- así nos dicen -- nos cuesta un poco armar ciertos rompecabezas sobre ellos, sobre la gente, y más si son fieles seguidores del llamado clan místico del "nuevo orden".  Para empezar, siempre buscan los servicios esotéricos gratuitos, sirvan o no sirvan. Luego, buscan resolver sus problemas por la vía de la Magia, sin tener fe en ese Conocimiento Oculto, lo cual es como llevar una lonchera vacía a un picnic. Y en el colmo de lo absurdo, mienten a los Brujos como acostumbran a hacerlo con sus congéneres, olvidándose de que nosotros adivinamos hasta en una inocente falta de ortografía todo lo que traen consigo.

Los mentirosos qué más divierten a los Brujos son los que, al preguntárseles si han hecho su sacrificio de ritual de apertura (la ofrenda o entrega energética a la Magia, que en términos prácticos y generales suele ser dinero humano), afirman que sí, que ya hicieron su donativo.

Ese tipo de personas suelen ser muy apegadas a sus pertenencias materiales y tienen un nudo energético en sus cuerpos astrales que tiene la forma de una especie de arnés, que resulta ser una correa de la cual un Brujo habilidoso puede jalar eternamente hasta agotar la energía vital del sujeto mentiroso.

La energía de los humanos mentirosos es un postre conveniente, aunque no el favorito de los Brujos del Fuego Oscuro porque es fácil de conseguir y tiene un sabor agridulce. Los jóvenes suelen ser más mentirosos que los adultos. Así que el plus de la energía de los humanos que mienten es que se le puede extraer un poco o un mucho del tuétano o quark de la vibración atómica que contiene la programación del ciclo vital humano.

Las consecuencias de que un humano mienta a un Brujo, aunque sea en una tontería, es que al poco tiempo puede experimentar en el mejor de los casos una racha de mala suerte, y en el peor, alguna enfermedad física, si es que un Brujo se ha colgado del nudo energético del incauto mentiroso para succionar o beber de su quark de vida y juventud... Porque la auténtica Magia no es un juego.



Twitter: @tarotybrujeria

El Pensamiento Mágico: ¿Reto al Destino?

+Tarot y Brujería en Línea | +Merlina Malak

Recientemente, dije un consultante de +MiracleOn6thStreet® En Español que para tener éxito en la Magia es necesario estar dispuesto a pensar "en términos mágicos". La persona en cuestión manifestó su miedo de retar al destino a través de hechizos y decía que prefería "arreglar" el destino... lo cual, al final, sería un eufemismo para una situación de todo o nada.

Yo entiendo muy bien el punto de vista de los seres humanos que por naturaleza suelen tener miedo a lo desconocido y se debaten constantemente entre el deseo de transformar su vida por una vía hipotéticamente corta (pero ciento por ciento efectiva), que es el uso de la Magia o Brujería, o rodar la vida con la inercia del destino.

Debido a que los humanos cargan el estigma de Adán y Eva, fueron despojados de los poderes mágicos con que nacieron (su "daimon" -- diría el Mago de Luz Philip Pullman), por el gran Demiurgo del Fuego Oscuro, que alguien asertivamente reinventó como un dios.

Esta circunstancia volvió a los humanos vulnerables y ahora sólo cuentan con su inteligencia para resolver los desafíos cotidianos que el Universo/Multiverso ha impuesto a quienes gravitan en la dimensión terrenal. Es parte del aprendizaje espiritual. Sin embargo, como los humanos también han sido constantemente traicionados tanto por sus propios congéneres como por otros seres de la dimensión terrenal, muchas personas dudan de involucrarse en prácticas mágicas, por las consecuencias que eso pueda tener en su karma.

La esencia de la vida en la dimensión terrenal es la libertad de elegir. Así que quienes vivimos en el Universo Mágico de esta dimensión oscura no buscamos atraer a los humanos a nuestro entorno. Empero, ya que el conocimiento mágico es como el agua, que no se le niega a nadie, nosotros, los mal llamados Brujos, siempre estaremos dispuestos a guiar a los humanos que lo soliciten, a abrir para ellos las puertas del Universo Mágico.

Ahora, para que un ser humano entre en el Reino de la Magia es requisito indispensable dejar atrás miedos y dudas; pero también empezar a tener un pensamiento mágico.

Los niños humanos nacen con cierto poder psíquico y una pequeña dosis de pensamiento mágico que se destruye paulatinamente mediante la educación familiar y social. Se les narran "cuentos de hadas", "mitos" y "leyendas", aunque se les impone olvidarse de esas historias tan pronto empiezan a crecer.

Así se cercena, se castra, en los humanos la capacidad de tener pensamiento mágico, y así se ancla a los seres humanos a su destino kármico, a la desesperanza cotidiana y a la sobrevivencia de los años en espera de "morir" y "descansar en paz", cuando que el alma inquieta que está enjaulada en cuerpos sufrientes, nunca muere y no quiere "descansar en paz", sino ascender a planos de existencia superiores.

¿La Magia reta al destino? Sí, de cualquier modo. Porque el destino humano que es inercia cósmica pura. Entonces, pensar en términos mágicos es dejar de ser "racional" en el momento de ingresar al entorno energético de los conjuros. Esto significa estar abierto a todo; saber que al abrir la puerta del Universo/Multiverso Mágico, se ingresa al entorno de lo inexplicable a los ojos y la mente humanos. Significa entender que en ese momento no existen las casualidades, todo tiene un sentido esotérico y no hay que tener miedo a ser feliz, que es lo que ata generalmente a los humanos a una vida de rutina y al destino marcado.

Desde luego, sólo los humanos valientes y con una gran voluntad de tomar el control de su vida eligen usar la Magia, no sólo para resolver un asunto en particular, sino como una filosofía existencial, a pesar de los desafíos que esto representa.

Es peligroso para los humanos acercarse a la Magia por curiosidad... -- ésa, la que mató al gato. En cambio, quienes se entregan con inocencia al poder del conocimiento mágico, por lo general obtienen grandes recompensas y satisfacciones.

Cada quién que elija su camino.


Twitter: @tarotybrujeria